Jump to content
Controversia
Sign in to follow this  
Jaruselski

Pecoso Cumple 58 Años...

Recommended Posts

Jaruselski

Esto será un ladrillo para algunos, lo sé... pero creo que asi como yo disfruté el artículo, es posible que alguien más tambien lo haga...

La sangre del fútbol corre por las venas del 'Pecoso'

47 años en el fútbol. Cuando era niño le ayudaba a su madre a limpiar pisos. De empleado de la Chec pasó al Once Caldas. Tiene dos matrimonios y cinco hijos. Quiere ser un ganador con el Once Caldas. Hoy cumple 58 años. Vida.

Oswaldo Hernández

Editor Deportes/LA PATRIA

Manizales

Los dos pequeños jugaban en la cancha de Barrios Unidos y se pateaban el balón de extremo a extremo. Pasaron por el lugar don Antonio, el técnico de Casa Mata, y todos sus dirigidos. El viejo subió las escalas sin dejar de mirar lo que hacían los dos niños. Llegó a la parte alta, se detuvo mirando hacia abajo, pensó unos minutos, bajó y los invitó a que se unieran al equipo de fútbol que tenía su sede en el barrio El Carmen.

Uno de los niños era Fernando 'Pecoso' Castro, el caldense que hoy debutará en el Palogrande como técnico del Once Caldas. Así se abrió puertas al deporte que lo consagró como jugador y técnico. “Creo que se llamaba don Antonio, porque ya murió. Después nos dijo que le llamamos la atención porque los dos somos zurdos”, recuerda el 'Pecoso'.

Desde entonces, 1960, Castro Lozada escribe una historia con triunfos y derrotas, amores y desamores, propios de su personalidad, marcados por su carácter.

Nieto de un inglés

Castro es el apellido su abuela: “Mi papá se llamaba Agustín Eduardo Dickin, hijo de un inglés que explotaba las minas de Marmato y que con mi abuela tuvo dos hijos, a mi papá y a una niña, pero a ella el inglés se la llevó para Inglaterra”, dice 'Pecoso'. “Por eso mi abuela nos bautizó con el Castro, pero sin el Dickin”.

El núcleo familiar donde nació y creció 'Pecoso' se instaló en Manizales: su padre, don Agustín, llegó muy joven como operario de Ferrocarriles Nacionales, empresa con la que viajaba por todas las rutas del país. “Murió a los 60 años, muy joven, porque fumaba mucho y el humo de las locomotoras le hizo daño”.

Su madre, doña Adiela, hoy con 82 años, tuvo la responsabilidad para criar a seis hijos; se quedó sin esposo a los 33 años, quien se fue varios años. Cuando regresó, los hermanos Castro Lozada ya eran “grandecitos”.

Las lágrimas aparecen cuando habla de su madre. Ella trabajó en Pepalfa, empresa de textiles que de Manizales se trasladó a Medellín. Eso la obligó a rebuscarse: “a mamá le tocó muy duro... espere un momento... le tocó muy duro porque para poder comer lavaba ropa y limpiaba pisos”. Agrega: “también iba jueves y viernes a la Gallera, ahí donde era Las Máquinas, para trabajar en el comedor, mi hermano Eduardo y yo le ayudábamos”.

Jugó y trabajó desde pequeño

Después de que se enganchó a Casa Mata Fútbol Club, siempre fue una lucha constante. 'Pecoso' se quedó sin su padre cuando sólo tenía ocho años y siete meses de vida. Durante esos años habitaron en Barrios Unidos, La Palma, Chipre, Cervantes y Fátima: “Vivimos en Chipre porque un tío nos pagaba el arriendo”.

En Casa Mata jugó un año, luego se fue para América, también de El Carmen. Ascendió a cuarta categoría con los Osos de Berlín, el equipo de don Jaime Ocampo, de la Salchichería Alemana, y salieron campeones. En ese periodo laboró como domicilio en la papelería Veyco y en una panadería de Juan de Dios Cárdenas, tió de Germán Cardona Gutiérrez, con quien jugó fútbol cuando eran pequeños.

Al llegar a Fátima se presentó a River Plate, pero James Serna lo invitó a jugar con Botaccin, equipo famoso en la ciudad porque tuvo jugadores que trascendieron como Chompi, Tajada, Chichi, Echeverry, Sánchez y Javier Hurtado.

“Le dije que ya me había comprometido con River, pero me respondió: 'juegue con ellos y luego se incorpora con nosotros'”.

Vivieron en Fátima gracias al apoyo de su padre, que regresó, y compraron una casa por 5 mil 600 pesos. Como aún no sabía si iba a jugar fútbol profesional, Castro Lozada buscó formarse en su otra pasión: la mecánica. A los 17 años le dijo a su papá que quería estudiar y se matriculó en el Sena, patrocinado por la Chec.

Con Botaccin actuó en cuarta, tercera y segunda. Pasó a Los Sabios al lado de Javier Hurtado, Silvio Echeverry y Sánchez: “como éramos aficionados, pagaron 160 pesos, 40 por jugador, fue en 1969, cuando tenía 20 años de edad”, comenta el 'Pecoso' Castro.

“Todo fue diferente desde ese momento, por las cargas, jugaba con Los Sabios, que eran las reservas del Once, trabajaba en la Chec y entrenaba con la Selección Caldas, la de don Ramón Cardona. En muchas ocasiones a las 10:00 de la noche me quedaba sin bus y me tocaba ir al trote del Arenillo a Fátima”.

Casi no debuta

Para llegar al profesionalismo, Fernando 'Pecoso' Castro tuvo que subir y bajar. “No fue fácil, los equipos estaban llenos de extranjeros, uno tenía que ser muy bueno para jugar. Mire los jugadores que llegaron: 'Chalo' González, Orlando Marín, Javier Soto y otros más. Y mire los extranjeros: Prospiti, De Mario, Beracochea”.

'Pecoso' debutó por un partido amistoso que jugó la selección Caldas: “estaba en la Chec cuando me llamaron y me dijeron que en el teléfono un señor con acento raro quería conversar conmigo. Era don Rogelio Muñiz que me necesitaba para que entrenara con el Once Caldas profesional”.

Castro Lozada no quiso desaprovechar la oportunidad y se fue del club Kingston con el que jugaba: “Hablé allí, hablé en la Chec, pedí vacaciones y fui a entrenar”. El manizaleño se incorporó al Once un viernes. El equipo había viajado a Bogotá a jugar con Millonarios. “Entrené esos días, ellos regresaron y empezamos labores. Trabajé martes y miércoles y don Rogelio me dijo: 'prepárese porque usted juega mañana'. Quedé asustado, aturdido y no sabía qué hacer”.

“Volví a Kingston, conté y nadie me creía, todos se reían, menos Aster Peláez”. Ese día acompañó a sus ex compañeros a un entrenamiento antes de volver al estadio para su debut oficial.

“Llegué al partido, fui a sentarme en un espacio en el camerino y don Víctor Bolívar me dijo que allí se acomodaba Maravilla Gamboa, giré a otro lado y dijo que allá se alistaba Lobatón, y finalmente intenté en otro sector y agregó que en ese lugar estaba Rodrigo Gómez”. Se acomodó en el suelo y desde allí con fútbol y goles se ganó un espacio.

Don Rogelio le dijo que jugara como lo hacía en Kingston, lo hizo, pero a los 15 minutos discutía con Baracochea y Gamboa: “ustedes escucharon a ese señor, me dijo que jugara como siempre, entonces pasen la pelota que yo también sé jugar esto”.

Ese día, el 20 de mayo de 1971, Rodrigo Gómez fue por el costado, tiró el centro y 'Pecoso' metió gol. Minutos después, por una falta, tiraron el centro y otra vez Castro Lozada la metió con la 'testa'. Con esos dos goles vencieron al Tolima y el manizaleño fue la gran figura.

El primer contrato lo firmó por un año, de la mitad del 71 a la mitad del 72, por 30 mil pesos. Aunque hubo un vacío porque no lo ponían, esta fue la base que le permitió quedarse como jugador profesional: pasó por el Once Caldas( 1969-1974), Quindío (1975-1976), Deportivo Cali (1977-1981), Santa Fe (1982), Once Caldas (1984).

En el Cali fue de los consentidos de Carlos Salvador Bilardo. 'Pecoso' fue gran figura en la gesta copera más importante para el fútbol colombiano en la época, cuando el Deportivo Cali terminó como Subcampeón de la Libertadores, en final disputada con el Boca Juniors de Buenos Aires (1978).

Marcó pocos goles con los 'azucareros', pero se recuerda mucho, el que le convirtió al Kaiserlautern, de Alemania, en 1980 durante un partido amistoso internacional que terminó 1-1.

Tuvo como técnicos en el Cali a Carlos Bilardo (77-78), Eduardo Luján Manera (79-80) y Edilberto Rigi (80-81).

Como jugador fue Campeón del Torneo Nacional de Reservas, de la Copa de la Paz con el Once Caldas, tres veces subcampeón del Campeonato Colombiano y una de la Copa Libertadores con el Cali. En 1981 terminó su ciclo en el club 'verdiblanco' para marcharse a Independiente Santa Fe. Después volvió al Once Caldas (1983-84).

Tras su paso por el Once, Fernando Castro 'colgó los guayos', pero no tardó en volver al Cali, esta vez como Asistente Técnico de Vladimir Popovic para las temporadas 85 y 86. 'Pecoso' Castro está en el historial del verde entre los cinco jugadores con más partidos con la divisa 'azucarera' (más de 300).

Llega a la dirección técnica

Aunque hizo sus primeros 'pinitos' como técnico con Cali, Cúcuta y Quindío, 'Pecoso' Castro se instaló como técnico de fútbol en la rama profesional en 1993, cuando asumió la dirección del Envigado F.C., de Antioquia. A comienzos de la década del 80 se definía el título de uno de los torneos. A 'Pecoso' se le acercaron y le ofrecieron 500 mil pesos para que el rival que se enfrentaba al Once Caldas pudiera ganar.

“'Pecoso' encuelló al oferente. La oferta se la subieron a 3 millones de pesos y él no aceptó”, contó un amigo íntimo de Castro Lozada, el hoy técnico del ex campeón de América.

Años después, los que intentaron sobornar a 'Pecoso' contaron que otro jugador se había vendido por 500 mil pesos.

12 años después, la dirigencia antioqueña buscaba un técnico y consultaron a alguien en Manizales y éste les sugirió a Alfonso 'Petiso' Núñez o Fernando el 'Pecoso' Castro. Entonces, conocedores de lo que había sucedido en el pasado, optaron por Castro con el argumento de que era insobornable.

Fue técnico de Envigado 93 y 94, Cali 95 al 97, Medellín 98, Santa Fe 99, 2000 y 2001, Cali 2002, América 2003, Millonarios 2005 y ahora en el Once Caldas.

“Hablar hoy en día es fácil, el Once me dio la oportunidad para jugar fútbol. Aquí me inicié, no puedo olvidar mi equipo, pero tampoco oculto el cariño que le tengo al Cali, que me formó”.

Alex Gorayeb, dirigente del Cali, le enseñó la importancia que le debía dar al dinero que se ganaba. Un día le dijo que si quería la plata del contrato le presentara la escritura de la casa que iba a comprar, 'Pecoso' fue hasta donde el dirigente del Once y constructor Jairo Antonio Mejía y le pidió orientación, compró la casa y volvió con los papeles.

Reitera que llegar al banco del Once es un sueño que asume con responsabilidad: “A alguien le dije que si me echaban a los 15 días me iba contento porque había cumplido un sueño, pero la gente me interpretó mal. Lo dije porque no soy de estómago, no, yo quiero este equipo, lo llevo en el alma más que cualquiera otro”.

Pero el mundo para 'Pecoso' no parará ahí. Después de haber sido visto en la cancha de Barrios Unidos hace 47 años años y ser hoy técnico, sigue con sueños: ser ganador con el Once Caldas para pasar a otro cargo que le permita seguir viviendo el fútbol con pasión, como lo ha vivido desde ese día que pateaba el balón con su hermano.

Con temperamento y carácter propios

Un día, don Ramón 'Plomo' Cardona, técnico de la Selección Caldas, le dijo a 'Pecoso': “Usted tiene mucha personalidad para jugar al fútbol, creo que llegará muy lejos. Me gustaría verlo en La Bombonera”. El jugador caldense, en esa época le prometió que allí jugaría, ante Boca Juniors, de Argentina. 'Pecoso' dice que el fútbol le hace hervir la sangre, por eso solo va al estadio como jugador o técnico. Desde las gradas no lo siente nada.

Su forma de ser le ha traído más de un inconveniente. Entre 1983 y 1984 tuvo uno con el Once Caldas, motivo por el que lo estigmatizaron en su aspiración de ser técnico del equipo. “Jugué en 1983 y no me dieron un peso y al año siguiente pasó igual, le pagaban a los extranjeros y los demás y a nosotros nos dejaban mirando para arriba. Fui hasta la oficina de Jairo Quintero y le dije que me pagara, le propuse que como me debía 500 mil pesos que le rebajaba 200 mil, entonces me respondió que me daba 100 mil en una letra para cobrar en junio, por lo que le respondí que acaso me estaba robando la plata”.

Gracias a una allegada de Carlos 'Quintín' Quintero, un amigo suyo, se concilió con Silvio Gutiérrez, también directivo del onceno 'albo'.

Posteriormente, cuando era técnico de Medellín, a 'Pecoso' le entendieron mal las declaraciones después de un partido que jugó en Manizales y el Once Caldas lo demandó ante las autoridades competentes. Él llamó, pidió permiso para estar en la reunión de Junta y explicó lo que, según él, había querido decir.

Siendo jugador le pegó un chicle a Suñé, jugador argentino que actuaba con Boca Juniors, de Argentina, y como técnico le jaló el cabello a Darío Hussaín, volante de River Plate que vino a jugar a Cali ante el América.

“Desde pequeño la gente me reconoció como vivo, como recursivo para jugar al fútbol, pero jamás malintencionado”.

'Pecoso' Castro no entiende por qué Carlos Antonio Vélez, de RCN, todos los días le da duro en su programa: “No sé. A este señor nunca le he hecho nada. El peor enemigo de un manizaleño es otro manizaleño”. Para Castro, quizá, es porque no se deja armar nóminas y porque tampoco le gusta que le digan cómo debe jugar su equipo.

“Nadie me ha regalado nada, un día soñé con ir a París y ya he ido cinco veces, también me imaginaba como era Buenos Aires y tengo 17 idas a esa linda ciudad. Todo lo he conseguido con mis propias manos”.

La familia, su otra pasión

Además de ser trabajador y apasionado por lo que hace, quienes conocen al 'Pecoso' Castro dicen que le encanta disfrutar el tiempo libre con la familia, madre y hermanos, y su esposa y sus hijos.

La vida sentimental de Fernando Castro empezó a los 20 años. Un año después contrajo matrimonio con Alba Beatriz Valencia, con quien se conoció en un bus, cuando iban para el trabajo. De esa unión nacieron Marcela y Fernando, la primera, publicista que vive en Madrid (España), y el segundo, veterinario, que labora en Buga.

Antes del segundo matrimonio, Castro Lozada tuvo un tercer hijo, Daniel Mauricio, hoy agrónomo: “Se parece mucho a mí, no tuvo padre en un principio, pero luego lo traje a Manizales y le ayudé, hoy todos somos muy buenos amigos”.

Hace 20 años se conoció con Liliana María Echeverry Morales, profesional, psicóloga, quien ya era madre de dos pequeños: Carolina y Alejandro Ramos.

“Nos fue tan bien que hace cinco años me casé por lo civil con ella y ahora somos muy felices con Martín, nuestro hijo. Hoy, todos, los hijos de ella y mis hijos, nos llevamos muy bien, somos muy felices”, recuerda el técnico que siempre les insiste a ellos en ser honestos, como le enseñó su madre, la que le pegó la última vez cuando tenía 47 años de edad.

“Me acuerdo que me dijo: puede estar viejo y con nietos, pero si le tengo que dar para que me respete, le daré”.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Salda

Muy interesante, el pecoso lo que es es un salado pal futbol colombiano, nunca ha podido ser campeon del FPC, ni de jugador nio de DT

Share this post


Link to post
Share on other sites
Gorra Negra
Muy interesante, el pecoso lo que es es un salado pal futbol colombiano, nunca ha podido ser campeon del FPC, ni de jugador nio de DT

Si eso bastante curioso. Y la verdad el tipo no se me hace mal DT. Hizo una excelente campana con el America en el 2003.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Jaruselski

Pecoso fue campeon con el Depotivo Cali en 1996

Share this post


Link to post
Share on other sites
kaka

Ese pecoso es una chimba... nuca me voy a olvidar de esto...

ImagenNoticia31221.jpg

Esa mechoniada le salvo el partido al America... que hechen el tecnico vale culo... el jugador si importa mucho mas...

Ademas que al minuto vino el gol del cantante para asegurar el pase ....

grande pecoso.... :clap: :clap:

Share this post


Link to post
Share on other sites
Inco

ImagenNoticia31221.jpg

20070131-PecosoAromaYTenga.jpg

Las facetas del pecoso

Buen Tecnico ese pecas!!

Share this post


Link to post
Share on other sites
Gorra Negra
ImagenNoticia31221.jpg

20070131-PecosoAromaYTenga.jpg

Las facetas del pecoso

Buen Tecnico ese pecas!!

20070131-PecosoAromaYTenga.jpg

chavez

Share this post


Link to post
Share on other sites
Salda
Ese pecoso es una chimba... nuca me voy a olvidar de esto...

ImagenNoticia31221.jpg

Esa mechoniada le salvo el partido al America... que hechen el tecnico vale culo... el jugador si importa mucho mas...

Ademas que al minuto vino el gol del cantante para asegurar el pase ....

grande pecoso.... :clap: :clap:

ImagenNoticia31221.jpg

20070131-PecosoAromaYTenga.jpg

Las facetas del pecoso

Buen Tecnico ese pecas!!

:x

Share this post


Link to post
Share on other sites
pilgrim

Happy Birthday

:whistle:

h1031-chorizo-hash-peppers-18830.jpg

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

×